sábado, junio 22, 2024

Oración para los Nietos. Encomienda tus nietos queridos a Dios con esta poderosa oración. Asegúrate de su protección y bienestar espiritual con estas palabras de amor y fe. ¡Experimenta la paz de la oración y la gracia de Dios en tu vida. Suscribete en este canal para ver los vídeos nuevos cada día

 

Oración por los nietos

Un pueblo que no da honor y respeta a los abuelos no tiene memoria y por lo tanto no tiene  futuro.

Dame, Señor, la cordura para poder hablar a mis nietos del amor que mi ser contiene.

Dame, la oportunidad de besar su frente por las noche y en cada amanecer.

Quiero pedirte que des luz a mis ojos, para disfrutar con ellos de sus sonrisas, de sus cambios de voz.

Quiero que cuando ellos miren mi lento andar comprendan que la vida está hecha de pasos y de caídas, que todo es…aprender y llegar a amar.

Es mi ilusión que al verme ellos de la mano de su abuelo/a, sepan que el amor nunca termina.

Deseo que cuando me escuchen orar, con el pasar de los años entiendan que siempre deben recurrir a ti, pues eres el camino, la verdad y la vida.

Señor, te pido que les des valentía para soñar y ánimo para perseguir sus sueños, que nunca abandonen al niño que tú le has colocado dentro.

Te pido que tengan la capacidad de ver hacia adelante, de caminar sin atropellar a nadie, de abrir nuevas metas y nunca sentirse derrotados, de ser humildes ante toda tu creación, respetuosos de lo que los rodee, amantes de los gestos del hermano, compasivos ante el dolor, generosos y magnánimos ante el caído.

Amado Dios, el día de hoy me acerco hasta ti, con la seguridad de que mi oración será escuchada, para darte gracias por la vida de mis amados nietos y nietas, pues son unas personitas que me hacen muy feliz y a su lado he redescubierto los sentimientos más puros de entrega, ternura, felicidad y amor incondicional.

Señor, hoy elevo hasta ti esta plegaria sincera; te suplico que cuides siempre de mis nietos y nietas, pues solo tú sabes cuanto los amo.

Te suplico, que guíes todos sus pasos, les ayudes a obedecer a su padres, les cubras con tu manto sagrado y les libres siempre de todo peligro, de las personas malvadas y de las malas influencias.

Por favor dales propósito, fuerza y bienestar, permíteles crecer saludables, mantenles a salvo de todo accidente y situación que pudiera dañarles; y si algún día estuviesen enfermos o con algún tipo de dolor, rodéalos con tu luz sanadora y llévate contigo todo malestar y tristeza.

Amado Dios, te pido también que acompañes a mis nietos y nietas en todas sus actividades, en los estudios, en el trabajo, en sus aficiones y que los bendigas con creatividad, con valentía y con abundancia, dales dotes de buena voluntad, de disciplina y control.

Ayúdales a aprender y a convertirse en grandes personas y buenos ciudadanos, dales un alma noble y un corazón compasivo para que sean ellos los gestores del gran cambio que necesita la humanidad.

Dales discernimiento, conciencia y ayúdalos a respetar y a disfrutar de la naturaleza y toda tu hermosa creación.

 

Concédeles también la gracia de un corazón noble que pueda amar sin límites, comprender y aceptar las diferencias, que sean tolerantes ante las frustraciones y que tengan sensatez y altura en las victorias.

Amado Dios, hoy elevo una oración por mis amados nietos, por los que son y los que vendrán.

Por favor bendícelos con tu amor, tu compañía y tu bondad; que tu misericordia sea siempre con ellos y permíteles avanzar felices por caminos llenos de conquistas, regocijo, abundancia, felicidad y bienestar,

Amado Señor y Creador de todo, a medida que veo crecer a mis nietos, te pido que los protejas de cualquier peligro

Cuídalos para que nunca sufran carencias o hambre y te doy gracias por las bendiciones de amor de vida y sus alimentos diarios.

Guía sus acciones para que se lleven bien con toda la gente que conozcan en su andar.

Guía sus acciones para que sean corteses y amigables, Incúlcales el deseo de aprender para que estén informados y ayuden a otros.

Cuando sufran una pérdida, ya sea de una mascota o de un miembro de la familia humana, ayúdales a entender que la muerte y morir es una parte de nuestras vidas.

Te doy gracias por sus vidas y por las bendiciones que ellos traen a la mía todos los días.

 

En Proverbios 17:6 nos recuerda: “La corona del anciano son sus nietos”.

Esta breve reflexión eleva las esperanzas y oraciones que los abuelos tienen a diario por sus nietos.

0 Comments

Leave a Comment