domingo , mayo 9 2021
ORACION POR LOS DIFUNTOS Y LLEVARLOS A LA LUZ
ORACION POR LOS DIFUNTOS Y LLEVARLOS A LA LUZ

ORACION PARA LOS DIFUNTOS Y LLEVARLOS A LA LUZ

Oracion para los difuntos y almas en pena

ORACION PARA LOS DIFUNTOS

Hermanos: Todos tenemos familiares y amigos que han muerto. Hoy los recordamos a ellos y a todos los que han fallecido y los encomendamos a la misericordia de Dios.

En esta oracion nos unimos para afirmar nuestra fe en Cristo que ha vencido a la muerte y nuestra esperanza de que él vencerá también nuestra muerte y nos reunirá con nuestros seres queridos en su reino de gloria. Que esta celebración nos anime a ser fieles al Señor y a seguir los buenos ejemplos que nuestros familiares nos dejaron en su vida. 

Oh Maestro, Señor y Dios nuestro, que en tu sabiduría creaste al hombre y le honraste con tu divina imagen, y pusiste en él el espíritu de la vida, y le pusiste en este mundo otorgándole la esperanza de la resurrección y de la vida perdurable, y a pesar de que violó tus mandamientos, oh Gracioso Amante de la Humanidad, descendiste a la tierra para poder renovar y restaurar la creación de tus manos, a ti

suplicamos, oh Santísimo Maestro, concedas descanso al alma de tu siervo (nombre) , en un

lugar de luz, de frescura, de reposo; y sus pecados de palabra, obra o pensamiento, los perdones;

perdónale, Señor, pues eres un Dios bueno que amas a todos, y a ti rendimos gloria, junto  con tu Padre que es sin origen, y tu Santísimo Espíritu bueno y vivificador, ahora y siempre, y por los siglos

de los siglos. Amén.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén!

Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Amén.

Dios te salve María   llena eres de gracia   el Señor es contigo   bendita eres entre todas la mujeres   y bendito el fruto de tu vientre Jesús   Santa María, madre de Dios   ruega por nosotros   los pecadores   ahora y en la hora de nuestra muerte   Amén.

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo; la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos; el perdón de los pecados; la resurrección de los muertos; y la vida eterna. Amén.

Acuérdate, Señor, de las almas de tus siervo difunto (nombre) , y de todos mis parientes según la

carne, y perdónales todos sus pecados voluntarios e involuntarios, concediéndoles el reino y la

comunión de tus eternas bendiciones y el goce de tu vida infinita y bienaventurada. En el nombre del

Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, amén.

Concede, Señor, remisión de pecados a (nombre) , y a todos nuestros padres y hermanos que han

fallecido en la fe y en la esperanza de la resurrección; y concédeles memoria eterna.

Oh Dios que concedes el perdón de los pecados y queréis la salvación de los hombres, imploramos vuestra clemencia en favor de todos nuestros hermanos, parientes y bienhechores que partieron de este mundo, para que, mediante la intercesión de la bienaventurada Virgen María y de todos los Santos, hagás que lleguen a participar de la vida  eterna

Señor, tú que conoces nuestra profunda tristeza por la muerte de nuestro ser amado, concede a quienes acatamos con dolor tu voluntad de llevártelo(a), el consuelo de creer que vive eternamente contigo en la gloria. 

Escucha, Señor, las súplicas de tu pueblo unidas a las lágrimas de dolor que sentimos por la muerte inesperada de nuestro(a) hermano(a) N., y haz que alcance tu misericordia y goce para siempre de la luz de aquella patria en que no hay más sufrimiento ni muerte.

¡Oh Jesús, único consuelo en las horas eternas del dolor, único consuelo sostén en el vacío inmenso que la muerte causa entre los seres queridos!

Tú, Señor, a quién los cielos, la tierra y los hombres vieron llorar en días tristísimos;

Tú, Señor, que has llorado a impulsos del más tierno de los cariños sobre el sepulcro de un amigo predilecto;

Tú, ¡oh Jesús! que te compadeciste del luto de un hogar deshecho y de corazones que en él gemían sin consuelo;
Tú, Padre amantísimo, compadécete también de nuestras lágrimas.

Míralas, Señor, cómo sangre del alma dolorida, por la perdida de aquel que fue deudo queridísimo, amigo fiel, cristiano fervoroso.

¡Míralas, Señor, como tributo sentido que te ofrecemos por su alma, para que la purifiques en tu sangre preciosísima y la lleves cuanto antes al cielo, si aún no te goza en él!

¡Míralas, Señor, para que nos des fortaleza, paciencia, conformidad con tu divino querer en esta tremenda prueba que tortura el alma!

¡Míralas, oh dulce, oh piadoso Jesús! y por ellas concédenos que los que aquí en la tierra hemos vivido atados con los fortísimos lazos de cariño, y ahora lloramos la ausencia momentánea del ser querido, nos reunamos de nuevo junto a Ti en el Cielo, para vivir eternamente unidos en tu Corazón. Amén.

#ORACIONPARALOSDIFUNTOS #ORACIONPARALOSMUERTOS #ORACIONPARALASANIMASENPENA #ORACIONPARAELDESCANSOETERNO

Originally posted 2020-06-17 18:23:30. Republished by Blog Post Promoter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo sentimos no puedes copiar continido de esta web.